Condividi

Una mujer escultora: Rebeca Matte

Sus figuras de mujeres gráciles, delicadas, sus manos lánguidas son el grito silencioso que se ahoga en cuerpos que yacen inútilmente derrotados ante la mirada resignada de quien las mira